Más de 100 mujeres en la ciudad de Xaltianguis, en el sur de México, a unas 30 millas de Acapulco, formaron una milicia para proteger su ciudad contra la violencia de las drogas.

Las mujeres se organizaron como parte de un grupo comunitario de autodefensa denominado Uni√≥n de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG). Miguel √Āngel Jim√©nez Blanco, el comandante de la polic√≠a comunitaria en Xaltianguis, dijo que los miembros femeninos de UPOEG patrullar√°n la ciudad durante el d√≠a con sus nuevos uniformes de polic√≠a ciudadano. Los miembros masculinos de UPOEG patrullar√°n de noche.

Dos grandes cárteles de la droga, los Caballeros Templarios y la Nueva Generación de Jalisco, han estado luchando por el control del área y muchas de las mujeres que se unieron a las filas de UPOEG lo hicieron después de ver a sus familiares asesinados por la violencia de pandillas.

Silvia Hipólito, una de las socias, dijo: "Somos fuertes y somos capaces de defender nuestra ciudad".