Los votantes de Texas están en gran parte divididos sobre si permitir o no armas de mano ocultas en los campus universitarios, según una encuesta realizada por UT y The Texas Tribune.

Tres proyectos de ley en la Legislatura de Texas permitirían portadores de licencias ocultos llevar armas de fuego en los campus universitarios. Cada uno ha sido referido a varios comités pero ninguno ha sido aprobado.

La encuesta, que examinó las actitudes de 1.200 votantes hacia las leyes de armas de fuego en febrero, encontró que el 48 por ciento expresó algún tipo de apoyo para permitir que los profesores, el personal y los estudiantes porten armas de fuego ocultas en el campus, mientras que el 47 por ciento expresó algún tipo de oposición.