Militantes talibanes que implementaron la ley islámica en el valle de Swat plagado de violencia la semana pasada ahora han tomado el control de un distrito vecino.