La mayor铆a de los lectores probablemente se dan cuenta de que en tiempos prehist贸ricos, los tigres dientes de sable vagaban por la tierra. Mataron a su presa usando dos grandes dientes curvos hacia adentro que eran tan grandes que parec铆an sables. Lo que la mayor铆a de la gente no sabe es que un diente de sable todav铆a est谩 entre nosotros.

La historia de c贸mo a Jefferson Spivey se le ocurri贸 su idea de Sabertooth es una lectura interesante y lo suficientemente larga como para llenar un libro. Digamos que en 1968 cabalgaba de oc茅ano a oc茅ano, demorando siete meses y cubriendo m谩s de 4, 000 millas. Sus experiencias en ese largo viaje lo llevaron a esbozar su idea de lo que quer铆a en un sendero, y el resultado fue Sabertooth.