La familia de un ranchero que fue asesinado a tiros en su tierra en el sureste de Arizona espera que su muerte proporcione mayor seguridad a lo largo de la frontera con México.

Robert Krentz fue asesinado el 25 de marzo. Algunos funcionarios de Arizona dicen que probablemente fue víctima de narcotraficantes en México, pero los investigadores del condado de Cochise dicen que no tienen motivos ni sospechosos.

En un comunicado emitido el sábado, la familia de Krentz instó al gobierno de los Estados Unidos a "ordenar de inmediato el despliegue del ejército estadounidense activo" en la frontera.

La comunidad de rancheros de Arizona ha estado pidiendo una mayor seguridad en la frontera durante años, un problema que ahora está recibiendo la atención que dicen que merece.

Nuevo México ordenó que más miembros de la Guardia Nacional a la frontera reforzaran la vigilancia tras la muerte del ranchero.

Fuente: Foxnews.com