WASHINGTON - El ejército está eliminando gradualmente su programa de "stop-loss", anunció el miércoles el secretario de Defensa Robert Gates. En lugar de dejar de perder tropas, los militares usarán programas de incentivos para alentar a los soldados a que amplíen su servicio cuando se les solicite durante el despliegue.