En Gujarat, India, las niñas musulmanas indias se han unido a programas de defensa personal para desarrollar sus habilidades de defensa.

"Creo que todas las chicas deberían aprender el arte de la defensa personal", Silu Chaudhary, una estudiante de Xll que asistió al programa de defensa personal en la aldea de Kanodar.

En una actuación de artes marciales celebrada en la aldea de mayoría musulmana de Kanodar en Banaskantha, un distrito del estado de Gujarat, participaron cientos de niñas, lo que refleja una creciente pasión por el deporte.