En su "Me pasó a mí" en diciembre de 2006 CH, había "Wrong Place, Wrong Time", escrito por DK, que habla de la noche en que estuvo trabajando hasta tarde y solo en el almacén cuando de repente escuchó voces y sonidos provenientes de afuera del edificio.

Debido a un aumento anterior en la tasa de criminalidad, DK había comprado una escopeta de bomba de calibre 20 para mantener en el almacén para su protección. Entonces, DK decide armarse con la escopeta y deslizarse por la puerta lateral en un intento de acercarse sigilosamente a los ladrones que están haciendo palanca en la puerta principal.

Mientras DK camina por el callej√≥n con su escopeta, un oficial de polic√≠a se acerca a √©l por detr√°s y le ordena que suelte la escopeta y levante las manos. DK fue colocado en el suelo y esposado. Aparentemente, el due√Īo de un negocio vecino llam√≥ a la polic√≠a cuando vio el intento de robo. Tambi√©n se debe tener en cuenta que, mientras esto ocurr√≠a, los malvados se enfrentaron en una retirada precipitada.

Seg√ļn DK, la polic√≠a tard√≥ entre 15 y 20 minutos en examinarlo y su arma de fuego antes de continuar con la investigaci√≥n. DK sinti√≥ que la √ļnica raz√≥n por la que no le dispararon a la vista fue su apariencia de corte limpio y la experiencia del oficial. Esa afirmaci√≥n sin embargo, es s√≥lo la mitad verdad. No todos los ladrones se ven como cabellos largos y sucios. De hecho, muchos ladrones se ven como t√ļ o como yo, siempre que no seas un cabr√≥n sucio y sucio.

Todo esto dej√≥ a DK con una pregunta: Cuando confrontas a un intruso con tu arma, ¬Ņc√≥mo sabe el oficial qui√©n es qui√©n? La respuesta a esa pregunta es sencillamente, el oficial no tiene idea de qui√©n es qui√©n a menos que se le diga.

En esta situación particular, DK debería haber llamado al 911 en el momento en que escuchó el robo. Luego podría informar al despachador que estaba armado y darse una descripción de sí mismo para que la policía que responde sepa quién era el malo y quién no. También es muy importante que los oficiales que responden conozcan la ubicación de todos los involucrados.

En segundo lugar, habría sido mucho más seguro para DK permanecer dentro del edificio a menos que, al salir, pudiera haber escapado a la seguridad de inmediato.
Los ladrones a menudo tienen a otra persona con ellos para actuar como vigilantes. Esta persona podría estar estacionada en cualquier lugar afuera. Entonces, al salir del edificio, DK pudo haber caminado directamente a las manos de un vigilante. Por otro lado, al permanecer dentro del edificio, los malos no tendrían forma de saber exactamente dónde estaba DK, o incluso de que él estaba allí, pero él sabría exactamente dónde estaban entrando.

Por √ļltimo, es importante mantener la respuesta de la polic√≠a actualizada por tel√©fono siempre que sea posible. Luego, cuando la polic√≠a llegue y tome el control, deje su arma e identif√≠quese inmediatamente. Es posible que la polic√≠a a√ļn quiera revisarte a ti y a tu arma, pero esto es por tu seguridad y la de ellos.

La moraleja de esta historia es que debes ser capaz de mantener la calma y tomar las decisiones correctas en situaciones de alto estr√©s o podr√≠a costarte la vida. Al no llamar a la polic√≠a y vagar afuera con la escopeta, DK se convirti√≥ en parte del problema en lugar de la soluci√≥n. √Čl podr√≠a haber sido muy f√°cilmente fusilado por la polic√≠a. En ese momento, la polic√≠a no sab√≠a nada m√°s sobre la situaci√≥n que el hecho de que estaban respondiendo a un robo en curso y cuando llegaron, aqu√≠ hay un tipo que camina fuera del edificio con una escopeta. Adem√°s de todo esto, los malos ten√≠an m√°s que suficiente tiempo para escapar, mientras que la polic√≠a estaba perdiendo el tiempo con DK.

La pr√°ctica y la preparaci√≥n son la clave para resolver problemas como estos antes de que ocurran. Esto significa que no solo tiene que dominar su arma de fuego, sino que tambi√©n debe prepararse mentalmente para estas situaciones. Puede hacerlo ejecutando situaciones como esta en su mente antes de tiempo. Trate de pensar en tantas situaciones y combinaciones como sea posible. Luego use cualquier entrenamiento que haya recibido y buen sentido com√ļn para decidir la manera m√°s segura de resolver la situaci√≥n.

Recuerde, como propietario de un arma, la seguridad es su responsabilidad. Consigue la mayor cantidad de entrenamiento y pr√°ctica posible. Tu vida o la de alguien m√°s puede depender de ello.
‚ÄĒBR, FL