A pesar de las afirmaciones de estar firmemente en contra de la práctica, el secretario de Defensa Chuck Hagel dio la noticia de que los permisos, que han forzado una reducción salarial del 20 por ciento en la mayoría de la fuerza laboral civil del ejército, probablemente continuarán el próximo año, y podría empeorar.

"Esos son los hechos de la vida", dijo Hagel a unos 300 empleados del Departamento de Defensa, la mayoría de ellos civiles de mediana edad.