El .308 Winchester AR-10 en realidad precedió al AR-15 más pequeño por varios años. Pero después de que el ejército estadounidense adoptara el rifle más pequeño a mediados de la década de 1960, el hermano mayor se vio opacado por los rifles tipo AR-15 y nunca llegó a la producción en cantidades significativas.

El AR-10 regresó hace aproximadamente diez años cuando ArmaLite comenzó a producir su serie AR-10. Desde entonces, otros fabricantes han comenzado a producir AR de calibre más grande, ninguna de cuyas partes se intercambiaría. El más notable es el DPMS, que es probablemente el mayor fabricante de rifles de tipo AR en el país. DPMS es también una de las pocas empresas que fabrica todos sus componentes, excepto algunas piezas pequeñas que provienen de proveedores externos, la mayoría de los cuales están controlados por DPMS.