Quiero contarte un sue√Īo que tuve. Probablemente est√©s poniendo los ojos en blanco y pensando lo rid√≠culo que suena. Qu√©date conmigo por un minuto y estoy seguro de que entender√°s por qu√© escribo sobre eso. Me qued√© dormido en el sof√° mientras miraba las noticias de la noche. Comenc√© a so√Īar con estar fuera de servicio. Estaba en mi coche patrulla en la ciudad donde trabajo. El sue√Īo parec√≠a tan real que era como si estuviera realmente en mi coche patrulla. Conoces ese tipo de sue√Īo, los sonidos, los colores y las acciones que te rodean.

Mientras conduzco por la carretera, me pongo detr√°s de un autom√≥vil en un sem√°foro en rojo. El conductor mira r√°pidamente por el espejo retrovisor y hace contacto visual conmigo. Esa mirada significa algo. √Čl est√° nervioso por mi presencia. Me apresuro y abro mi computadora port√°til y corro la placa a trav√©s de la computadora del estado. Est√° oscuro afuera, as√≠ que s√© que la luz de la computadora hace que el interior de mi auto brille. El resplandor perfila mi silueta peligrosamente. El brillo tambi√©n hace que mis ojos est√©n ciegos durante una fracci√≥n de segundo.

Con el port√°til a√ļn abierto veo las luces de un segundo veh√≠culo. Casualmente miro por encima de la tapa para ver al segundo auto detenerse en el lado del pasajero. Le tom√≥ un segundo poder hacer contacto visual con el conductor. Justo entonces mi coraz√≥n se hundi√≥. Ahora pod√≠a ver al conductor a mi lado. Su rostro no ten√≠a expresi√≥n. Entonces lo vi. √Čl estaba apuntando un arma directamente a m√≠. Antes de que pudiera reaccionar, vi el flash. No sent√≠ nada. Estaba seguro de que el arma se hab√≠a disparado, pero afortunadamente fall√≥. Ten√≠a que hacerlo, ¬Ņverdad? No sent√≠ nada, pero todo mi cuerpo se sacudi√≥.

Inmediatamente traté de salir de la situación. Lo primero que se me ocurrió fue salir del auto. Abrí la puerta y me asomé en un esfuerzo por salir.

¬ŅQue est√° mal? ¬ŅFui golpeado? ¬°Yo era! ¬°Maldita sea! ¬ŅC√≥mo pas√≥ esto? ¬ŅPor qu√©? ¬ŅPor qu√© yo? ¬ŅPorqu√© ahora?

Me inclin√© para salir, mi cuerpo se desplom√≥ hacia el suelo. Mi mitad inferior todav√≠a estaba en el asiento y mi torso colgando hacia el suelo. No hab√≠a dolor, pero sab√≠a que era malo. Mi √ļnico objetivo en ese momento era aconsejar el despacho. Este hijo de puta no me va a conseguir tan f√°cilmente.

Cuando colgué allí, pude ver el micrófono de mi radio colgando junto a mi cara. Todo lo que necesitaba hacer era agarrarlo y hablar. Respiré hondo y lo alcancé. Antes de que mi mano pudiera agarrar el micrófono, vi un par de zapatos. Levanté la vista para ver la cara en esta figura. Era el mismo chico del auto a mi lado. Levantó su arma y volvió a disparar. ¡Explosión!

Justo entonces me desperté. Todo mi cuerpo se sacudió. Me levanté del sofá y miré a mi alrededor. Yo estaba en el dolor, literalmente. Cada centímetro de mi piel se estremecía como si me hubieran golpeado con un rayo. Mis oídos sonaban. Mi mente estaba corriendo.

M√°s tarde en la noche me prepar√© para el trabajo. Segu√≠ pensando en ese sue√Īo. Segu√≠ pensando en lo intenso que era. Toda la noche en el trabajo evit√© tirar al lado de otros veh√≠culos en las luces rojas. Yo estaba nervioso por cada persona en la calle y cada llamada que hice. Fue una larga noche. ‚ÄĒWww.lifeonthe beat.com

(Ayuda a que crezca esta lista de correo electr√≥nico. [email protected])