Ya sea que las fuerzas de combate de los Estados Unidos elogiaran las tripas de sus mulas gubernamentales o la robusta versatilidad de jeeps como el MA de Willys o el GP de Ford, hace mucho que conocen el valor de los portadores de armas que los transportan de manera confiable a la batalla.

Los ├║ltimos caballos de batalla para ganarse tal respeto son los ATV militarizados, que entregan quiz├ís la mejor combinaci├│n de tama├▒o, velocidad, estabilidad y fuerza jam├ís vista en combate. El principal de estas maravillas militares son los ATV de cuatro y seis ruedas construidos por muchas compa├▒├şas. Desde el 11 de septiembre de 2001, los principales jugadores, como Polaris, han visto a sus ATV en un extenso combate en el terreno inh├│spito de Irak y las monta├▒as casi infranqueables de Afganist├ín.