Ha estado ocurriendo durante mucho tiempo, las personas que quieren suicidarse pero que no tienen las agallas para hacerlo ellos mismos, obligan a alguien más a hacerlo por ellos. Ha sido conocido bajo diferentes términos a lo largo de los años.

"El hombre muere en un ataque inexplicable a la policía" fue el titular típico en los viejos tiempos. Un tipo abría fuego contra los oficiales, les apuntaba con un arma vacía o se lanzaba contra ellos con un cuchillo. Los policías, por supuesto, harían lo que fueron entrenados para hacer. Una vez que terminó, la gente se adelantó para decir que el hombre que atacó sin provocación había estado actuando cada vez más abatido, tal vez incluso había estado hablando de deshacerse de sí mismo.