En un lugar no revelado en medio del desierto, los miembros del 5º Grupo de Fuerzas Especiales (Aerotransportado) perfeccionan sus habilidades en el arte de la contrainsurgencia. Comenzando el día en el TOC, en el centro militar de operaciones tácticas, los soldados de las Fuerzas Especiales se preparan para el ejercicio del día. A medida que finaliza la reunión informativa, proceden a cargar los Vehículos de Movilidad Terrestre (GMV) con una amplia gama de armamento, desde carabinas M4 hasta lanzamisiles anti-armadura AT-4.

Los soldados de SF montan sus HMMWVs (Vehículo de ruedas multiusos de alta movilidad) y se adentran en el terreno baldío, que será su área de responsabilidad (AOR) por el día. Volviendo a lo que en algunas partes del mundo pasa como una carretera, avanzan a través del país dejando un rastro de polvo a su paso.