Uno de los mayores desafíos que enfrenta el diseñador de supresores hoy en día es desarrollar una lata exitosa para las pistolas calibre .45. Ese desafío es un triple golpe. Es muy difícil retrasar y enfriar los gases de combustión con un agujero tan grande que corre por el eje central del supresor. Es difícil lograr la supresión de sonido suficiente en un supresor de gran calibre sin longitud, diámetro y peso excesivos. Y es difícil empaquetar el rendimiento suficiente en una lata de calibre .45 sin afectar negativamente la confiabilidad y la vida útil de la pistola.

Comparamos tres supresores de sonido .45 para ver qué tan efectivos son para brindar soluciones a estos desafíos: la USP de Knight's Armament, Evolution 45 de Advanced Armament y Impuls IIA de Capitol City Firearms. Comencemos comparando los diseños de estas tres latas.